Tipos de Canales Espirituales.

Tipos de Canales.

Hay dos tipos de seres humanos, ascendentes y descendentes. Los seres humanos ascendentes son aquellos cuya semilla u origen cósmico se inició en el planeta tierra y a medida que trabajan en su interior, van alcanzando niveles de consciencia superiores, es como el caso de los Maestros Ascendidos. Los seres humanos descendentes son aquellos que su origen cósmico o semilla se originó en otro mundo o nivel de consciencia de este Universo o incluso de otros Universos, un ejemplo: eres un humano pero fuiste originado en Venus y has ido bajando de nivel para entrar a la tierra convertirte en humano. Con lo cual, junto a ellos empiezas un camino de ascendencia pasando las mismas pruebas que ellos. Tu ventaja es que traes de otros mundos o Universos unas características más elevadas, más potentes que vas aportando a la Humanidad. Así con ellos integras tus características cósmicas e vas abriendo esos niveles de consciencia hasta que tu parte humana transforme así desde dentro la densidad que conlleva la cadena humana. Tanto unos como otros pretenden ayudar a la tierra en su ascensión y que se consiga la ascensión planetaria y humana a otro nivel de consciencia, trabajando así en armonía con este Universo.

Los Seres descendentes cuando empezaron su aventura humana lo hicieron desde cero como las semillas de la cadena Humana Terrestre. Tuvieron experiencia en el Reino Mineral, después en el Reino Vegetal, a continuación en el Reino Animal y por último en el reino humano básico, pues a través de los reinos básicos del Planeta, consiguieron formar un cuerpo físico (minerales), un cuerpo emocional (reino vegetal), y un cuerpo mental básico (reino animal). Con éstos tres cuerpos básicos empezaron su camino de ascensión, junto a los demás humanos; para ello tuvieron que perder la memoria de su origen estelar y empezar a perfeccionar a través de las reencarnaciones sus cuerpos básicos, la experiencia de éstos tres cuerpos forma el Alma, que va registrando todas esas vivencias.

El Alma empieza a diseñar cada vida y en cada vida lo que desea aprender, que virtudes adquirir y qué defectos ir eliminando. Para ello se diseña un guión, en el cual tiene que ir superando pruebas.

Cada vez que una vida termina, el Alma recoge la información de lo vivido y hace un balance. Este balance le sirve para saber qué pruebas a superado y cuales no. Resumiendo el resultado de este balance sirve para saber si ha subido en vibración o generado más consciencia o simplemente se ha quedado igual o incluso a podido retroceder. Con todo esto el Alma diseña su siguiente vida en la que repetirá aquellas experiecias no superadas con más pruebas e intentará conservar las virtudes de la anterior vida, dándose oportunidades para desarrollarlas más.

Las vidas se diseñan eligiendo con qué Almas queremos pasar nuestras pruebas, que como actores, irán interpretando diferentes papeles a nuestro alrededor. Cada una de nuestras acciones, produce un efecto energético Lo que se denomina Causa y Efecto o Leyes del Karma. Lo anterior quedará registrado. Este movimiento explicado anteriormente es controlado y regido por el llamado Tribunal Kármico que toma nota de las acciones de cada Alma y procura un equilibrio que rige tanto los Seres Descendentes como a los Ascendentes.

Los Seres Ascendentes, cuya semilla es originaria de la Tierra, siguen el mismo sitema explicado anteriormente, con lo cual ascendentes y descendentes se mezclan, trabajando juntos y pasando pruebas juntos.

Los tres cuerpos básicos, físico, emocional y mental, sirven para poder estar en la frecuencia de la Tierra Básica. Con esos tres cuerpos empezamos a caminar y la idea es transformarlos de lo más denso o básico, a lo más sutil y espiritual. El humano básico vive para comer reproducirse, defenderse y preocuparse de su propia supervivencia.

Cuando el humano básico ya no solo mira para sí mismo y comienza a preocuparse por otros seres vivos (humanos, naturaleza, animales, etcétera), se forma el cuarto cuerpo sutil llamado Mental Superior en el que se encuentra el chakra corazón y la energía crística. Este cuerpo, cuando está formado, hace que el Ser Humano suba en vibración y consciencia muy de prisa pues ya sus acciones se enfocan a ayudar y a mejorar su entorno.

Las pruebas siguen, las vidas siguen y cada vez aumenta la consciencia. Cuando el mental superior llega a su vibración máxima osea cuando está formado y completo da paso a la formación del vehículo sutil llamado Cuerpo de Conexión en donde se encuentra el chakra de la garganta.

Este humano además de preocuparse por su entorno, empieza a percibir a los seres sutiles que lo habitan (espíritus de la naturaleza, guías, devas, maestros ascendidos, ángeles, etcétera), acepta y asimila que además de la dimensión física existen otras bandas vibratorias u otras dimensiones.

Loas seres de otras dimensiones con todo su Amor, permanecen cerca del ser humano que tiene el propósito de pulirse y le ayudan con sus enseñanzas, le extienden la mano, le inspiran y protegen.

Al conjunto de Seres que cuidan el Planeta Tierra son la Jerarquía Planetaria.

Espíritu libre.

[custom-twitter-feeds]

Síntomas que indican que eres un canal espiritual en potencia.



Si crees que eres un canal, empieza observando tu vida desde que naciste.

Síntomas de un canal en potencia:

Mucha sensibilidad ya desde pequeño.

Interés en ayudar a los demás.

Interés por las plantas y los animales.

Interés por otras culturas o formas de vida.

No te radicalizas con nada ni con nadie.

Absorbes conocimiento de diferentes fuentes.

Interés por lo esotérico o alternativo.

No te gustan los sistemas impuestos, ni las personas autoritarias que mandan porque sí.

No te gustan las mentiras.

No quieres fingir ser lo que no eres.

Sensación de estar siempre acompañado.

Aceptación de que existe más vida, más formas de vida dentro y fuera de este Planeta.

El esquema de la historia humana y de las religiones no te cuadra.

Crees en entidades con conocimientos que inspiran a los humanos en todo tipo de disciplinas.

A oscuras percibes chispitas o cierta luminosidad nunca ves oscuridad absoluta.

Tu presencia atrae cosas buenas a los demás.

Entras a una tienda vacía y se llena de gente tras tu llegada.

Te preguntan cosas en la calle o en grandes almacenes o donde estés.

Puedes tener sueños premonitorios o muy lúcidos.

Quieres vivir en la naturaleza.

Te molesta en el cuerpo todo tipo de vestidura sintética u objetos.

En sitios cerrados donde predomina lo sintético o mucho cableado eléctrico, te agobias, te cansas e incluso sientes dolor de cabeza o de espalda.

Te sientes cansado en lugares donde hay aglomeración de gente.

Te sientes cansado en los hospitales o cementerios.

Te sientes cansado en lugares donde han habido problemas.

Te sientes cansado con personas con mucha carga.

Te gustan las zonas de agua, donde hay agua fluyes mejor.

Sueles comer de todo, aunque tengas más preferencia por lo vegetal.

Puedes hacer ayunos largos.

Limpias la energía de los demás de forma natural.

Puedes tener algo de telepatía con tus guías. Una sensación de que dices algo que no has pensado a la persona precisa y en el momento preciso.

Sientes mucho calor en las palmas de las manos.

Cuando una situación vibra contigo sientes un agradable calor subiendo por la columna vertebral o en el pecho, También puedes sentir cosquilleo en la cabeza.

Cuando estás ante una energía de baja vibración o densa te pones enfermo: dolor de cabeza, mareo, falta de aire, náuseas e incluso puedes tener desarreglos estomacales pasajeros como diarreas.

Canal Espiritual.

¿Qué necesitas para ser un canal?

Luz paz y amor,

¿Qué necesitas para ser un canal?

El ser humano, por naturaleza es un receptor – emisor de ondas vibratorias y frecuencias. De por si posee a su alrededor un campo electromagnético.
¿Cómo se forma el campo electromagnético? Se forma con la rotación a lo largo de la columna vertebral de 5 chakras y otros dos situados uno en la cabeza mirando al cielo y otro al final de la columna vertebral entre el ano y los genitales que mira hacia la tierra. En total sumamos 7. Éstos chakras o ruedas, están formados del conjunto de chakras que emanan de cada uno de nuestros cuerpos sutiles, como una fuente de pisos vuelcan su vibración uno en otro, desde el más sutil hasta el más denso.

Paradójicamente el chakra que pertenece al cuerpo más sutil, tiene el calibre más ancho y es más largo que el chakra más denso, que a su vez es el que está más pegado al cuerpo físico. También el chakra más denso es más estrecho y corto. La longitud del chakra más sutil perteneciente al cuerpo espiritual, el más elevado, es el que definirá el ancho, largo y alto de nuestro campo magnético,también llamado aura. De manera que estamos metidos en un campo con forma de manzana o toroide. Dentro de él, están todos nuestros cuerpos, desde el físico hasta el más espiritual o sutil. Cada cuerpo emite hacia el exterior en forma de una rueda cónica su vibración al cuerpo siguiente.

Partiendo de la base de que contamos con siete cuerpos, el chakra se observará como un cono giratorio de siete fracciones. La fracción más sutil se vierte en la que sigue. Así sucesivamente hasta llegar al cuerpo más denso.

Los chakras sanos con vibración y frecuencia de luz alta (cualidades y virtudes) están abiertos con un buen calibre ancho; giran en dirección de las agujas del reloj. Si todos están sanos y limpios, propiciarán que tengamos un campo electromagnético muy expandido y luminoso. Este campo u aura estará también conectado por su parte alta a las frecuencias del Universo, a mundos de energía sutil y a los seres que habitan en éstos. Por su parte baja estará bien conectado al planeta tierra y a todas sus frecuencias desde las más densas a las más sutiles al mismo, así como a la parte espiritual de la tierra, a las criaturas y energías de la naturaleza y a las Jerarquías que compone, cuidan de cada cosa que en él existe. Desde lo más pequeño como los átomos a lo más grande (animales, plantas, humanos, montañas, etcétera).

Consiguiendo éstas conexiones de nuevo, a través de la tierra, nos conectamos al Sistema Solar al que ella pertenece, a la galáxia y al propio Universo.

Así que, tanto por el coronario, como por la tierra y en vertical, estamos conectados al Universo y a sus diferentes frecuencias. Tanto como en horizontal a las diferentes frecuencias de la tierra hasta de nuevo llegar a la parte más espiritual de la misma.

Así, el aura es como un pulmón: Inhala y exhala las energías de diferente grado de vibración y frecuencia. Al inhalar, recoge la luz (cualidades y virtudes), al exhalar, saca del sistema lo tóxico aquello que no le sirve, devolviéndolo al universo para ser transmutado. Este proceso se repite una y otra vez.

Cuando todo este conjunto del sistema humano no funciona por diferentes motivos, la toxicidad se acumula y bloquea nuestros chakras y nuestros nadis (venas energéticas por donde circula la energía en cada cuerpo)., ensucia y desune cada cuerpo, perdiendo su comunicación con el inmediatamente más sutil o de más luz. Cómo consecuencia nuestra aura se hace pequeña y sus colores se oscurecen y podríamos enfermar tanto a nivel físico, emocional o mental, incluso espiritual.

Canal Espiritual

Historia de una Transformación.

Querido creador, tú me hiciste completa para que no me faltará de nada y tuviese una existencia paradisíaca, inmortal y luminosa en la Tierra. Con el fin de que colaborar para que este Planeta sea uno de los mejores lugares en este Universo.

Pero yo lo estropeé dejando entrar en mi fortaleza Divina y Luminosa a frecuencias aterradoras, que camufladas de amigos o de dulzura trajeron a mí la caída y el sufrimiento. No supe discernir y precisamente esa era la prueba.

Pero ahora, amado Creador, después de muchas vidas, en las que me he infiltrado entre éstas personalidades he conseguido comprender Tu propósito. Me ensuciado y caído a lo más oscuro del pozo. Cómo caballo de Troya, desde esa oscuridad, desconectada de Tí y de Tú Universo, comencé a soplar, a respirar, a encender mi punto de Luz, que aunque chiquitín permanecía incólume, guardando toda la información de mi Ser.

Soplé. Inhalé Tu Luz y exhalé, vomité la oscuridad, como un tamiz, despacito: mi luz me fue limpiando y lentamente he ido subiendo a la superficie del pozo. Con mi lección aprendida y dejando una huella de mi Luz, la que Tú me diste mientras subía.

Resulta que en el pozo habían más como yo, que impulsados por mi ejemplo, empezaron a soplar y soplar. Así seguimos soplando para que cada vez haya más humanidad con resplandor y más pozos llenos de luz, donde jamás nadie vuelva a caer.

El trabajo es arduo, pues el Planeta está como un queso gruyer lleno de pozos. Hay que ir con cuidado al pisar, pero lo conseguiremos; yo soplaré más fuerte y ayudaré a otros sopladores. Juntos elevaremos este Planeta a la categoría que se merece y ascenderá como un globo hasta Tus brazos.

Gracias por enviarme… he aprendido la lección.

Nava Canal.

Seres Cósmicos

Preparación de un Canal Espiritual.

Un Canal Espiritual debe tener una preparación para soportar las energías de alta vibración y el proceso de transmutación que por el que va a pasar a través de sus cuerpos de Luz hasta su cuerpo físico.

Canal Espiritual.

Canalización Nava

Espiritualidad, Esoterismo, Videncia, Coaching Espiritual, Respuestas inmediatas.

CANALIZACIÓN ESPIRITUAL

Nava Alba

Canalizadora consciente, Vidente y Coach Espiritual.